SUELO PÉLVICO

Después de estudiar 12 libros, 800 artículos sobre anatomía y función, disecar cadáveres y escribir un atlas de espacios anatómicos quirúrgicos ginecológicos, operar miles de pacientes me gusta empezar diciendo que el Suelo Pélvico NO ES UN MÚSCULO. Esta es una idea muy básica e inexacta de una de las áreas anatómicas más complejas del cuerpo humano después del cerebro.

Yo lo interpreto como “ la teoría de las cuerdas” Un magma de colágeno que forma un conjunto de cuerdas que sostienen y mueven los órganos pélvicos y cuya perfecta anatomía y función junto a un conjunto muscular sano y fuerte que incluye músculos pélvicos, abdominales y dorsales mantienen la salud de los órganos pélvicos fundamentales en la calidad de vida de las mujeres (y hombres).

El avance en el conocimiento y entendimiento de la anatomía, fisiología, genética del suelo pélvico y el desarrollo de tecnología y biomateriales cada vez mejores y más compatibles ha permitido avanzar en el desarrollo de terapias cada vez más efectivas.

Nuestro trabajo de alta resolución multidisciplinar aporta seguridad, eficiencia y excelencia en los tratamientos con profesionales altamente cualificados en medicina pélvica con el único objetivo de lograr el máximo bienestar para nuestras pacientes.

Un gran porcentaje de síntomas realmente corresponden al debilitamiento de las estructuras de suelo pélvico. (colágeno, músculo, nervios, vasos)

Los dos principales factores de riesgo son el embarazo – parto y el envejecimiento (que inicia tan pronto como desde los 40 años).

Una lesión que provoque debilidad del suelo pélvico provoca inestabilidad de sus estructuras y órganos y puede producir síntomas como bultos por genitales, dolor lumbar, hipogástrico o pélvico después de varias horas de pie o con las relaciones sexuales, gases vaginales, sequedad vaginal, pérdida de líbido, disminución de la sensibilidad del orgasmo, orgasmo retardado, abdomen globuloso, pesadez abomino-lumbar o pélvica, trastornos urinarios como retención de orina, frecuencia urinaria, pérdida de orina, disfunción vesical, incontinencia de gases y heces u obstrucción para defecar, necesidad de maniobras para orinar o defecar, etc. o bien incluso no producir síntomas pero tener la lesión que progresará a lo largo del tiempo.

Otros síntomas corresponden a contracturas musculares localizadas o globales, que provocan dolores y/o disfunciones de órganos.

Alteraciones de la estática corporal, vertebral, pélvica o de miembros inferiores, que provocan síndromes de contractura y dolor.

Disfunción o descoordinación del músculo elevador del ano que provoca alteraciones de la micción o defecación.

Cistitis intersticial que provoca dolor vesical.

Infecciones urinarias a repetición con alto índice de resistencia a los antibióticos.

Atrapamiento nervioso con dolor o disfunción de órganos pélvicos.

Redundancia de tejidos vulvares o Pliegues anales que provocan vaginitis o dificultades en el mantenimiento de la higiene íntima.

Neurinomas, cicatrices fibróticas.

  • Envejecimiento del Suelo Pélvico
  • Síndrome de relajación pélvica
  • Síndrome de hipertonicidad pélvica
  • Síndrome de hiperlaxitud vaginal
  • Síndrome de distención perineal
  • Síndrome de descoordinación Pélvica
  • Síndrome de diástasis abdominal
  • Síndrome de hiperlaxitud anal
  • Prolapso de órganos pélvicos
  • Incontinencia de orina
  • Infecciones urinarias a repetición
  • Síndrome de urgencia miccional
  • Síndrome uretral doloroso
  • Otras disfunciones urinarias tenesmo vesical, alto residuo postmiccional, dolor vesical.
  • Incontinencia de gases y/o heces
  • Defecación obstructiva
  • Dolor Pélvico
  • Trastornos sexuales (vaginismo, pérdida de líbido, disminución de la sensibilidad del orgasmo, orgasmo retardado, dolor con el coito, etc)
  • Tratamiento de complicaciones de mallas y cicatrices quirúrgicas dolorosas

Tratamientos no quirúrgicos

  • Bioestimulación colágena con Láser vaginal
  • Bioestimulación colágena con Radiofrecuencia vaginal guiada por ultrasonido focalizada
  • Hipertonificación muscular con Estimulación electromagnética focalizada
  • Bioestimulación del clítoris con estimulación electromagnética focalizada
  • Bioestimulación de tejidos con plasma rico en plaquetas/células madres
  • Tratamiento con Toxina Botulínica A  para hipertonías resistentes y síndromes dolorosos
  • Tratamiento con anestésicos y/o corticoides locales en síndromes dolorosos
  • Hilos tensores en síndrome de hiperlaxitud y prolapsos
  • Hilos tensores perineales e introitales
  • Fisioterapia especializada manual miofascial y biofeedback
  • Posturología y ejercicios kegel e hipopresivos
  • Neuroestimulación tibial 
  • Inyecciones para engrosamiento uretral
  • Tratamiento tópico vaginal hormonal y no hormonal
  • Naturopatía
  • Tapón vaginal o Pesario antiincontinencia
  • Tapón vaginal o Pesario antiprolapso

Tratamientos quirúrgicos de reconstrucción de alta precisión personalizados

Cada lesión tiene una técnica que la corrige mejor, para poder seleccionarla es necesario conocer en profundidad la anatomía, función e interrelación de estructuras.

Evitar sobretratamiento: Reparar sólo lo dañado. Evitar lesionar tejido sano y funcional.

Evitar Infratratamiento: Evitar subcorrecciones que produzcan desarrollo de nuevas patologías.

Nuestra Filosofía quirúrgica

Cirugías de reconstrucción personalizadas, precisas, delicadas, funcionales que respondan a la compleja biodinámica y principios de tensegridad del suelo pélvico, mínimamente invasivas robóticas/laparoscópicas/vaginales con material protésico de alta calidad bajo control ecográfico y  aplicación de técnicas de medicina regenerativa, obteniendo extraordinarios resultados con recuperación de altos niveles de calidad de vida en más del  90% de los casos.

Reconstrucción quirúrgica Nivel I

Más de 10 técnicas diferentes vía robótica, laparoscópica o vaginal.

La lesión apical es habitualmente  infravalorada. Su corrección es la más compleja y la más importante del suelo pélvico, ya que dará estabilidad al resto de los compartimientos.

Pionera en la introducción de técnicas de mínima invasión y máxima reconstrucción en EspañaHoy aplicamos las técnicas esencialmente por vía robótica, ya que la  reconstrucción lograda es insuperable por otras técnicas. 

Reconstrucción quirúrgica Nivel II

Más de 14 técnicas diferentes para reconstrucción de paredes vaginales anterior, lateral y posterior vaginal.

Las lesiones en el sostén de las paredes vaginales son muy frecuentes, es muy importante determinar el sitio de lesión para su perfecta estabilización, las correcciones de defectos mediales se resuelven con opciones muy sencillas, sin embargo las lesiones laterales o globales requieren técnicas integrales.

Por ello aplicamos las modificaciones de la técnica de corrección lateral, que promueven mayor estabilidad al compartimento afectado esencialmente por vía robótica. 

Reconstrucción Quirúrgica Nivel III

Empleo de más de 6 técnicas diferentes para reconstrucción de Introito, cuerpo perineal, Músculo bulbocavernoso y Pubococcígeo.

El cuerpo perineal es uno de los 3 puntos más importantes de la estática y función de suelo pélvico, son lesiones muy complejas para devolver la funcionalidad.  Por ello aplicamos las técnicas de corrección más innovadoras con cirugía regenerativa 

Corrección quirúrgica de Incontinencia de orina.

TOT

TVT

Minisling

Esfínter artificial por cirugía robótica

Técnicas para el tratamiento del Dolor pélvico crónico

Liberación Nervio Pudendo vía robótica

Reconstrucción apical robótica

 Mi misión es…

Inspirar y empoderar a mis pacientes a través del conocimiento científico que demuestra el
impacto en la calidad de vida de mantener un suelo pélvico fuerte y sano.
Aportar soluciones modernas, innovadoras, con máxima precisión y eficiencia.
Acompañar a quienes padecen estos problemas desde el diagnóstico y
durante todo su camino de tratamiento, recuperación y mantenimiento.