Ventajas de la cirugía robótica y la precisión del diagnóstico en Suelo Pélvico

Ventajas de la cirugía robótica y la precisión del diagnóstico en Suelo Pélvico

Tiempo de lectura: 3 minutos

El tiempo ha llegado… un viaje sin retorno a la cirugía robótica en suelo pélvico.

Entender tus opciones y beneficios

La tecnología de hoy mejora el desempeño y aumenta la asertividad de los ya grandes cirujanos a un nivel que antes no era posible imaginar “como un avión que puede despegar y aterrizar automáticamente, pero el piloto sigue siendo necesario”..

Si Tienes una lesión en tu suelo pélvico y hay que operar… ¿Sabes qué técnica es mejor para tí? ¿Conoces la mejor tecnología en suelo pélvico?  

El suelo pélvico fue una de las áreas anátomo-funcionales más difíciles de comprender del cuerpo humano y un gran desafío superar la alta complejidad de la arquitectura inteligente del tejido del suelo pélvico que es un factor limitante para mantener la salud funcional en un área además de difícil acceso.

El tejido de sostén del suelo pélvico puede debilitarse y deteriorarse con facilidad en los partos o simplemente por la edad a partir de los 40 años. Los síntomas son variados incluso puedes no tener síntomas por largos períodos de tiempo.

Entender que cada lesión en cada suelo pélvico (es decir tu lesión es única)  tiene una técnica que la corrige mejor  y que el objetivo quirúrgico es REPARAR SOLO LO DAÑADO, evitar lesionar tejido sano y funcional, ya que sub-correcciones o sobre-correcciones pueden producir el desarrollo de nuevas patologías.

En la cirugía tradicional abierta el campo operatorio está alejado y  utilizamos herramientas de mano,  donde el espacio es reducido y la movilidad de las manos reducida.

Las cirugías mínimamente invasivas tienen tres tipos de abordajes: vaginal, laparoscópico y robótico.

Pero la alta exigencia técnica de los nuevos procedimientos quirúrgicos de un área tan compleja y de difícil acceso, hoy se supera gracias al uso de las tecnologías más evolucionadas que nos permiten una cirugía de altísima precisión reparando sólo dañado, sin quitar el útero, con preservación nerviosa y colágena funcional, con la más alta seguridad y precisión inalcanzable por otras vías.

Hace casi 20 años, cuando comencé el estudio de suelo pélvico, me daba cuenta que el gran problema era que las pacientes llegaban con los tejidos muy envejecidos y lesionados, la biomecánica profundamente alterada y las herramientas de tratamiento y conocimientos que teníamos en ese momento aún no habían despuntado en este campo.

Afortunadamente en la actualidad muchas cosas han cambiado gracias al esfuerzo constante de la ciencia y tecnología mediada por grandes investigadores.

La cirugía robótica nos aporta la tecnología más evolucionada actualmente y permite:

  •   Visión 3D de alta definición
  •   Magnificación de la imagen (10x veces)
  •   Instrumental quirúrgico diminuto con libertad de movimiento extremadamente superior (7x cuando la laparoscópica se limita a 4x) a la mano humana
  •   Eliminación del temblor humano y de movimientos accidentales
  •   Permite una cirugía de altísima precisión sin quitar el útero, evitando lesión nerviosa,  sólo reparando lo dañado y ofreciendo la máxima seguridad inalcanzable por otras vías; con  mínima necesidad de transfusiones.
  •   El sistema quirúrgico robótico facilita la colocación precisa y exacta de las mallas favoreciendo no sólo el tratamiento mínimamente invasivo de suelo pélvico sino PRECISO.
  •   Mejor movilidad vaginal posterior y menor disfunción sexual, mejor función vesical y rectal.
  • Una reducción importante del dolor postoperatorio, con un menor riesgo de infección postoperatoria, menor riesgo de complicaciones, y sobre todo una reducción del tiempo de hospitalización.
  • Permite reintroducción a la vida cotidiana de forma rápida,  y ventajas estéticas de las heridas quirúrgicas.

 

¿Por qué operarse con ROBOT?

La revisión de estudios publicados resume los beneficios en comparación con los pacientes que se sometieron a cirugía abierta y cirugía laparoscópica:

  • MENOR tasa de  complicaciones 
  • MENOR hospitalización
  • MEJOR corrección anatómica
  • MAYOR precisión


Vuelve a lo más importante: Tú.

Conoce todas las opciones y elige lo mejor para tí.